Image for post
Image for post

Normalmente, cuando se habla de ancestralidad, emprendemos una búsqueda en la que solemos regresar atrás en el tiempo y realizamos un rastreo en que nos valemos de información histórica, árboles genealógicos y regresiones hipnóticas; pareciera que en el presente no se encontraran los rastros de esos espíritus que buscamos y con quienes anhelamos conectar, muchas veces para canalizar su fuerza y sabiduría; otras veces para llenar nuestra vida de propósito. La memoria del cuerpo parece no ser suficiente para llevarnos a sentir esos vínculos que queremos experimentar.

Y lo enuncio no porque sea algo errado o incorrecto, al contrario, puede ser el primer paso de una indagación espiritual pero definitivamente no es el único. Desde mi experiencia propia y lo que he aprendido por medio de otros sanadores como Brian (@astropapi en Instagram) es que nosotrxs somxs la encarnación viviente de nuestres ancestrxs. Están en nuestra sangre, no sólo en una parte de ella sino en su totalidad. Cada hélice de nuestro ADN carga sus memorias, karma y dharma y es por eso que al hablar de ancestralidad es necesario que nos enfoquemos también en nuestro presente.

La manera en la que se desenvuelven nuestras vidas o lo que algunes llaman “Destino”, lo que vivimos o sentimos que nos falta por vivir, no es meramente el resultado aislado de nuestras acciones e intenciones del YO individualizado, es mucho más complejo que eso y en realidad hace parte de una red energética (sanguínea, etérea y astral) que codifica las experiencias de nuestra realidad en base a línea ancestral que venimos siguiendo y lo que necesitamos experimentar para ascender.

¿Quiere decir esto que sólo somos marionetas de una experiencia que ya está preestablecida? ¡Para nada! Quiere decir que en nosotres yace la capacidad de romper patrones, crear nuevos inicios y trascender ciclos llenos de dolor, injusticia, miedo y violencia. Y lo más importante, que no estamos solxs para hacerlo. Un gran poder está esperando por nosotrxs para ser retomado, una fuerza en su estado más puro y salvaje, que no conoce de limitaciones terrenales y reglas banales está a nuestra diposición y para acceder a ella te recomiendo aplicar estas recomendaciones:

1. Conócete, entra en contacto con tu esencia. ¿Quién es ese espíritu que se encuentra durmiente dentro de ti? Distingue entre tu personalidad ( quién eres socialmente y frente a lo demás) y tu esencia (la luz y oscuridad ocultas que te componen)

2. Percibe tu existencia como una cadena en la que eres un punto intermedio, hay muches detrás de ti y otros miles delante de ti. Sé consciente de lo que heredas y lo que entregas.

3. Haz ofrendas a tus ancestrxs, sé generose con elles. Entrega flores, frutas, hierbas o licor, lo que tu intuición te guíe.

4. Reconócete como parte de algo más grande de lo que puedes ver. Un equipo, un ejército o un aquelarre

5. Perdona a tu padre y madre. Continúa con tus abuelos, bisabuelos y hasta donde la memoria te permita.

6. Pide ayuda y ábrete a recibirla. No pidas por soluciones mientras quieres activamente ser tu quien resuelva todo por medio de acciones. Pide y hazte a un lado, deja que la sabiduría e inteligencia superior que te rodea puede hacer tu parte.

7. Mira las dificultades y retos como situaciones de fuerza. Saca de tu oscuridad y de tu olvido las herramientas necesarias.

Lía Catalina Perea.

La misión de #BALISTIKAL es cultivar, crecer, y transformar a la comunidad LGBTQ+ por medio de la sanación, las artes, talleres, y otros eventos.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store